Cómo aprovechar al máximo la decoración de una finca en el Oriente Antioqueño

Tener una finca en el Oriente Antioqueño es tener de un pedazo de paraíso terrenal revalorizable en todos los sentidos: en cuanto a valor monetario y en lo que resulta más importante, en cuanto a calidad de vida. Y para disfrutarla como mereces te ofrecemos 3 consejos generales para decorar tu finca, que esperamos te inspiren y ayuden a decidir cómo hacerlo.

decoracion finca

Imagen: orienteraiz.co

Delimite el estilo imperante:

Las fincas en venta en Vereda Quirama, Carmen de Viboral o las tantas repartidas a lo largo de los municipios con mayor encanto y tradición del Oriente no tienen que ser sinónimo de ladrillo visto y tejas a dos aguas como marcan los patrones de construcción del lugar. Hoy en día podemos encontrar a lo largo y ancho de todo el Oriente Antioqueño propiedades que, como es el caso de Llanogrande, destacan por situarse en corregimientos donde se ha apostado por la modernidad y donde entre superficies de naturaleza pura, destacan elegantes edificaciones de inspiración contemporánea.

Esto no quiere decir que se deba renunciar a la tradición y a las construcciones de corte clásico como las situadas en Marinilla, que como tierra de historias, guitarras y siendo declarada monumento nacional, no duda en destacar por conservar sus raíces visibles a través de sus identificables edificaciones.

En cualquier caso de lo que se trata es de ser fiel al estilo que mejor se adecue al entorno y mejor favorezca a nuestra finca, ya sea tradicional, clásico o contemporáneo.

Busque aquello que la hace especial:

¿Qué le llamó la atención a la hora de comprar su finca en el Oriente Antioqueño? En ocasiones es simplemente el hecho de disfrutar de la tranquilidad de vivir en el Altiplano alejado de cualquier afán, pero en otras es un estanque, una fuente en la rotonda de entrada a su hogar, o incluso un kiosco para asados que le ha hecho imaginarse todos los domingos de su vida rodeado de familiares y seres queridos a lo largo de una buena mesa entre vegetación.

No dude en potenciar ese rincón que hace especial a la propiedad y articular el resto de la decoración y la distribución acorde a ello. Y si no dispone de un rincón específico que destaque, créelo. Algunas de las ideas más exitosas al respecto son las siguientes:

  • La entrada a la vivienda: la puerta principal es el espejo en el que se debe reflejar el estilo y la identidad de su propiedad, por ello no dude en cuidar su presencia. Puede bordear el camino de acceso con plantas de temporada de colores que puede renovar cada cierto tiempo para variar la estética y sorprender cada vez a sus invitados.
  • Un estanque, fuente o cascada: resulta refrescante, potente estéticamente y el sonido del agua produce serenidad y una profunda relajación.
  • Un rincón para el descanso: un lugar para la contemplación donde pueda dormir al fresco o simplemente relajarse, en el que abunden las plantas de sombra y pocos ornamentos pero muy cuidadosamente escogidos, como una escultura de mármol o piedra.
  • Una zona de ocio: mesas de ping pong o barbacoas bajo pérgolas que den buena sombra y rodeado de bancos de madera y vegetación que inviten a pasar horas y horas en este espacio.

No olvide la localización en la que se encuentra:

Tanto a la hora de ornamentar como a la hora de decidir en qué lugar colocar cada elemento decorativo. En el primero de los casos nos puede servir para mimetizar la propiedad con el ambiente del lugar, que tengamos realmente la sensación de encontrarnos en un espacio alejado de la cotidianidad de la gran ciudad. Por ejemplo, si dispone de una finca rural en El Carmen de Viboral, use su maravillosa cerámica como elemento preponderante en la decoración interior.

A la hora de decidir cómo disponer cada espacio dentro de la finca, tenga en cuenta las zonas de sol y sombra, la orientación de la arboleda… Esto le ayudará a la hora de decidir qué plantar en cada lugar, ya que las flores son unos elementos que no deben faltar a la hora de hablar de decoración de una finca campestre en el Oriente Antioqueño debido a la alegría que aporta y a su peso en la cultura de la región, y para ello no nos debemos olvidar que casi todas las flores necesitan en torno a las seis horas del sol al día como mínimo.

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN:

– Claves de la decoración nórdica

– Cómo pintar azulejos de baño y cocina

SI TE HA GUSTADO…

Una Casa Diferente en : Facebook | Twitter | Google+ | Pinterest | Instragram