Cómo colocar un vinilo decorativo

Los vinilos decorativos son un elemento de decoración muy de moda estos días. Son unos adhesivos que presentan unas originales diseños. Existen una gran variedad de temáticas y estilos disponibles. Por lo que siempre puedes encontrar algún diseño que se adapte a nuestro gusto.

Os explicamos en unos sencillos pasos cómo se coloca un vinilo decorativo.

Vinilos decorativos personalizados:

Puedes pedir a una tienda de vinilos decorativos que realice un diseño totalmente personalizado. Esta es sin duda una de las principales ventajas de los vinilos decorativos. De esta manera te asegurarás una decoración adaptada a tus gustos y necesidades de una manera diferente y totalmente única.

Cómo colocar vinilos decorativos

Por ejemplo, es muy popular pedir vinilos con los nombres de los hijos para la decoración de sus habitaciones, o decorar con el nombre de la empresa nuestro centro de trabajo. Todo ese tipo de trabajos se pueden realizar por un precio muy económico y en muy poco tiempo.

Pasos a seguir para colocar un vinilo decorativo:

Otra de las ventajas de los vinilos decorativos es que los podemos colocar nosotros mismos siguiendo una serie de sencillos pasos. De manera fácil podemos cambiar la decoración de nuestra casa o espacio de trabajo en tan solo unos minutos y sin necesidad de ensuciar nada.

Los vinilos decorativos para su colocación se distribuyen en unas láminas que cuentan con tres capas. Una capa superior de papel silicona transparente, la capa intermedia que es el propio vinilo decorativo y una capa inferior de protección que al retirarse es cuando se empieza a pegar el vinilo.

  1. Para empezar deberemos elegir la superficie donde lo queremos colocar. Podemos elegir colocarlo tanto en una pared, como sobre un mueble o incluso los cristales de la ventana.
  2. Esta superficie debemos asegurarnos de que este limpia de polvo para que el adhesivo quede bien fijado. Por lo que es conveniente pasar un trapo húmedo y posteriormente secarlo bien.
  3. Posteriormente fijaremos con cinta adhesiva la lámina sobre la que va el vinilo decorativo. Sujetándola por los bordes sobre el lugar definitivo donde vayamos a colocarlo. De esta forma al ser la capa superior transparente podremos ver como va a quedar el diseño.
  4. Si estamos conformes podemos seguir con el siguiente paso que consiste en empezar a retirar la capa inferior de protección poco a poco. Podemos ir haciéndolo al principio en tramos pequeños de unos 5 cm.
  5. A medida que lo vamos retirándo debemos presionar el vinilo por la parte superior con una pequeña espátula para que éste quede bien adherido y en el caso que haya burbujas de aire ir retirándola hacia los bordes del diseño. Al estar la capa superior aun puesta el vinilo no se rayara en este paso.
  6. A medida que vamos viendo que el vinilo queda correctamente adherido podemos seguir retirando más tramos de la capa inferior de protección y repasando el vinilo para que este quede bien. Así continuaremos poco a poco hasta retirar por completo la capa inferior de protección y que el vinilo quede completamente pegado. Tenemos que tener especial precaución en la zona de bordes del diseño o en donde se junten muchas líneas.
  7. Realizamos un repaso general con la espátula para ver que esta todo correcto. Y ya podemos empezar a retirar con cuidado la capa superior. Esta se despegara fácilmente dejando al descubierto el vinilo decorativo correctamente pegado en la pared.

Es una operación que solo dura unos minutos y los resultados son muy conseguidos. En muy pocos pasos podemos cambiar la decoración del hogar de una manera económica y muy efectiva.