Taquillas metálicas y 10 claves del estilo industrial en decoración

El estilo industrial en decoración, o estilo urbano, tiene su origen en la arquitectura típica industrial, un tipo de diseño sencillo, funcional y, en un principio, sin muchas pretensiones estéticas.

En la década de los 50 muchos artistas jóvenes de Nueva York eligieron grandes espacios industriales abandonados para instalarse. En un principio debido a su bajo coste, más adelante se convirtió en una moda.

Medio siglo después, la decoración industrial aún sigue de moda, siendo uno de los estilos más imitados y vistos en las revistas de decoración.

Estas son las 10 claves para conseguir una decoración industrial en casa (aunque no vivas en una fábrica):

1. Metal y madera:

Los materiales principales en el mobiliario de la decoración industrial son la madera y el metal. Son muebles sencillos, funcionales y resistentes, con líneas rectas y materiales básicos. Las taquillas metálicas también vuelven a tomar protagonismo y pueden utilizarse como armarios, muebles para el salón o recibidor, descúbrelo en Marma.

Madera y metal estilo industrial

 

2. Espacios abiertos y diáfanos:

La decoración industrial comenzó en fábricas, almacenes y espacios industriales con grandes espacios diáfanos donde se pudiera instalar maquinaria pesada y los trabajadores se pudieran mover de manera fluida.

Si quieres conseguir una decoración industrial en tu casa o apartamento, ¡abajo tabiques!

Muebles estilo industrial

Muebles estilo industrial 2

3. Muebles y lámparas envejecidos:

Una de las características principales del mobilirio estilo industrial es el envejecimiento.

En la primera fase de estos edificios (principios del siglo XX) su mobiliario era nuevo, pero cuando los retomaron los artistas en los años 50 ya se habían convertido en espacios abandonados y la decadencia reinaba en todo su contenido.

Si te gusta la idea del envejecido, existen técnicas para conseguir un efecto envejecido usando pintura con los que puedes envejecer los muebles y lámparas de casa:

4. Elementos estructurales a la vista:

Columnas, vigas en el techo, forjados de hormigón, bovedillas… deja todos los elementos estructurales a la vista para conseguir un aspecto industrial.

Estructura e instalaciones estilo industrial

5. Instalaciones a la vista:

Otro punto clave, además de los elementos estructurales, es mantener las instalaciones (tuberías y cables) también a la vista.

6. Paredes de ladrillo visto:

Un clásico en la decoración industrial son las paredes de ladrillo visto sin revestir. Puedes conseguir este efecto en casa, si no tienes paredes originales de ladrillo, con plaquetas que imitan los ladrillos sin quitar apenas 2 cm de espacio a la habitación.

Pared de ladrillo blanco

7. Paredes envejecidas:

Además de las paredes de ladrillo visto, también son bastante habituales las paredes envejecidas y con texturas desgastadas, incluso paredes desconchadas.

Pared envejecida

8. Paleta de colores:

La paleta de colores básica de la decoración industrial incluye colores fríos y neutros, blanco, beige, toda gama de grises, negro, marrón, azul oscuro, verde…

9. Estilo minimalista:

Los espacios grandes y diáfanos del estilo industrial no son espacios recargados de muebles y objetos, al contrario, cuentan con lo mínimo necesario para dejar el mayor espacio libre posible.

10. Grandes ventanales:

Los grandes ventanales proporcionaban luz natural tanto a los trabajadores de las fábricas como a los artistas que se instalaron más tarde en ellas. Quizá no tengas la suerte de tener grandes ventanales en casa, pero si es el caso disfruta de la luz natural sin cortinas.

Grandes ventanales estilo industrial