¿Cómo hacer que el bebé duerma solo?

Desde que nace, hay muchas actividades y rutinas que un bebé necesita aprender para su desarrollo. Las horas de sueño para él serán indispensables en este sentido, pues necesita crecer sano y feliz. Entérate cómo puedes hacer para que el bebé duerma solo y, de ese modo, tanto tú como tu hijo pueden conseguir cierta independencia para la siesta.

Bebe durmiendo

Cómo dormir a un bebé

Si al bebé le cuesta dormir durante la noche es probable que estés administrando incorrectamente los momentos para dormir, por ejemplo, cuando duerme en exceso por la mañana y la tarde. Para evitarlo, deja que tu bebé comience a descubrir sonidos, sensaciones y experiencias mientras juega por el día, pero permítele tomar pequeños descansos que no irrumpan en su dinámica de sueño nocturno.

Indícale con actos que se avecina la hora de dormir, puedes comenzar dejándolo solo en su cuna mientras realizas otra actividad. Para ellos es más fácil saber que deben dormir si pones en práctica alguna rutina clave que se los indique, esto puede ser vestirlo con pijama bebe, contar un cuento, reproducir música suave, dar un tierno beso en la frente, bajar la intensidad de las luces, apagar la televisión.

La idea es que el bebé pueda asociar lo que empiezas a hacer con la hora de dormir. Si eliges la pijama bebe suave y calientita se sentirá mucho más confiado de ir a dormir y caerá en brazos de Morfeo mucho más rápido. Vigila que el clima de la habitación sea el apropiado y que ningún agente externo pueda alterarlo si llegase a despertar.

Consejos para que tu bebé duerma solo

Otro asunto que preocupa mucho a los padres es cómo hacer que el bebé vaya a dormir solo, en su propio espacio. Eso sí que es posible, pero el pequeño tendrá que tener un “desprendimiento” paulatino de la habitación de los adultos.

Es buena idea hacer esto por fases si no quieres que el bebé se asuste por tener que experimentar una situación nueva de manera repentina. Entonces, si tu bebé está habituado a dormir contigo en la misma cama, llega el momento de comprar su cuna para darle un lugar, si bien dentro de tu habitación, un poco apartado para hacer que se independice lentamente.

Al principio no será fácil, quizá tengas que arrullar el bebé en brazos hasta que pueda dormir y acostarlo en su nueva cama solito. Por supuesto, es probable que despierte y busque el calor de mamá pero esto es normal. En ese caso, puedes intentar unos toques suaves en su espalda para que se sienta seguro y tranquilo.

Cuando hayas superado esta etapa, el bebé podrá dormir solo en su propia habitación. Procura acomodar un espacio especial para él donde pueda tener una estancia confortable y feliz. La transición no es sencilla como todo al principio, pero vale la pena establecer reglas mientras pasan los meses para que el pequeño empiece a acostumbrarse.

Prepárate para una etapa de lágrimas y berrinches, pero no te sientas culpable por enseñarle nuevos hábitos a tu hijo que le enseñarán a ser independiente y a superar fases importantes de su desarrollo como individuo.