Todo listo para la vuelta a casa

Empieza el año con un nuevo hogar. Septiembre es el mes de vuelta a todo, vuelta al cole, vuelta al trabajo… y vuelta a casa. Queremos que todo esté perfecto y es el mes perfecto para afrontar las pequeñas reformas y cambios en el hogar que llevamos un tiempo queriendo hacer, pintar, cambiar el sofá, renovar la cocina… Los minicreditos instantaneos son una excelentemente opción para financiar pequeñas obras y afrontar los gastos extras que nos encontramos en “la vuelta a casa” y hacer que sea más fácil gestionar y aplazar los gastos para que no lleguen de golpe.

Cocina

No todo son libros y material escolar:

Además de todos las compras propias de la vuelta al cole (libros de texto, material escolar, uniformes, ropa, calzado…) nos encontramos con una serie de gastos extras al volver a casa. Pequeñas reformas, obras de mantenimiento, o renovar cocina y electrodomésticos… que se juntan con los gastos de vuelta al cole y hacen que los gastos en septiembre se disparen y haya que hacer auténtica magia para llegar a final de mes.

Pintar la casa:

Aunque realmente no sea necesario pintar la casa todos los años, es probable que ya vaya siendo hora. Si llevas tiempo posponiendo esta tarea, no lo dejes más y aprovecha septiembre, cuando avance el invierno será menos llevadero por culpa de la humedad y el frío. Aún quedan unas semanas de buen tiempo que son perfectas para pintar en casa, sin el calor del verano ni el frío del invierno.

Pequeñas reformas:

Renovar las juntas del año, aislar ventanas y puertas, cambiar suelos, reparar esa cerradura que siempre falla o incluso hacer esa pequeña obra que siempre quisiste hacer echando un tabique abajo.

Aprovecha que en septiembre, después de las vacaciones llegamos con las pilas cargadas, para hacerte cargo de esas pequeñas reparaciones u obras que quieres hacer en casa desde hace un tiempo.

Renovar cocina:

Sea un cambio integral o no, lo cierto es que la cocina es una de las estancias que sufre más desgaste en casa, para mantenerla en buen estado es necesario hacer algunas tareas de mantenimiento:

  • Pintar techo: En el techo de cocinas suelen acumularse manchas de grasa difíciles de eliminar.
  • Renovar juntas: Cada “x” tiempo es necesario eliminar y volver a aplicar las juntas de silicona de fregadero y encimera para proteger los muebles de la humedad y se conserven mejor. Otras juntas que puedes renovar, aunque solo sea a nivel estético, son las de los azulejos, aplicando una nueva lechada entre azulejo y azulejo el alicatado quedará como nuevo.
  • Cambiar encimera: Es difícil que una encimera (sobre todo si es de aglomerado) dure los mismos años que la cocina completa. Muchas veces las cocinas se ven envejecidas por culpa de una encimera anticuada o en mal estado, la solución no tiene porqué ser una cocina nueva, plantéate que quizá sea suficiente con cambiar los elementos más viejos, como la encimera, el fregadero y las partes que se ven más.

Y tú, ¿tienes ya todo listo para la vuelta a casa?

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN:

– Cómo pintar muebles de melamina.

– Cómo pintar azulejos de baño y cocina.

Cómo renovar juntas de cocina y baño.

SI TE HA GUSTADO…

Una Casa Diferente en : Facebook | Twitter | Google+ | Pinterest | Instragram