La mejor sierra de cinta pequeña

¿Cómo elegir una sierra de cinta?

La sierra de cinta es una herramienta a la que se le da un uso continuado, por lo que es habitual encontrarla en cualquier taller. Podemos encontrarlas en diferentes tamaños: desde aquellos que pesan unos 20 kg, hasta otros que pueden pesar más de media toneladas.

Para usar esta herramienta se requiere seguir algunas recomendaciones de seguridad, como dejar un espacio delante y detrás de la sierra para evitar cualquier daño.

El modelo de sierra de cinta Einhell TC-SB 200/1 se consolida como una de las mejores opciones del mercado: es pequeña, incluso hasta portátil, y tiene capacidad para cortar madera de hasta 80 mm de alto, plástico, entre otros materiales. También podemos cambiar el ángulo de corte y la inclinación.

Si te hace falta algo más de información para comprar una sierra de cinta, tan solo tienes que leer esta guía:

¿En qué debemos basarnos para elegir una sierra de cinta?

La mejor sierra de cinta pequeña

1. Anchura y profundidad del corte

La profundidad es una característica clave: en base a la misma, podremos elegir uno u otro material. Las sierras más sencillas pueden llegar a cortar piezas de unos 15 cm de grosor, pero algunos modelos profesionales se pueden atrever con hasta los 30 cm.

También deberías evaluar la anchura de corte de la herramienta: establece la relación que hay entre la distancia entre la cinta y el elemento vertical que hay más cerca. Muchos modelos tienen capacidad para cortar anchos de hasta 35cm.

2. Velocidad

La velocidad también es un criterio a estudiar. Este criterio determina la extensión de los metros de la cinta que esta pueda recorrer en un minuto (viene medido en m/min).

La velocidad de corte dependerá de cada modelo, entre los 200-1500 m/min.

Es interesante elegir un modelo cuya velocidad se pueda regular en base al material con el que se vaya a trabajar. Así, se pueden conseguir resultados más precisos.

3. Capacidad

La capacidad de corte es una característica que está directamente relacionada con el tipo de material que se busque cortar con tan solo una pasada.

Lo más habitual es que oscile entre las 6 hasta las 36’’, y está también muy relacionada con el tamaño de la máquina.

4. Cinta

Si no tienes muchos conocimientos sobre cómo usar una sierra de cinta, entonces probablemente tampoco sepas qué cinta elegir.

Y es que no todas las cintas se utilizan para cortar todos los materiales. Por ejemplo, en el caso de que tengamos que conseguir cortes delicados, no deberíamos decantarnos por hojas gruesas. A cambio, si el corte tiene que ser más bien robusto, deberíamos decantarnos por una cinta que tenga las hojas finas.

5. Seguridad

Como a la hora de comprar cualquier herramienta, al hacernos con una sierra de cinta también debemos controlar todo lo relacionado con la seguridad. Algunas de estas máquinas tienen sistemas que nos permiten usarlas de manera segura (por ejemplo, un botón que permite un encendido o apagado automático).

Con estos criterios, seguro que encuentras la sierra de cinta que estás buscando. Recuerda que el modelo de Einhell TC-SB 200/1 es uno de los más recomendados por parte de los expertos.