Mejores emisores térmicos del mercado

Emisor termicoLa llegada del frío implica acondicionar los espacios y estancias a la temperatura adecuada. Un emisor haverland es una solución a la calefacción con menor consumo. Este radiador térmico es una opción para mantener el calor durante más tiempo gracias a su conductividad y el principio de la inercia.

No hay nada más confortable que llegar a casa o al trabajo y encontrar la temperatura idónea. Pero, en la mayoría de las ocasiones, hay que pagar un precio bastante elevado para conseguirlo.

Los beneficios de un emisor térmico

No siempre es fácil dar con el producto que necesitamos porque la oferta disponible en precios y marcas es muy amplia. Pero, la marca Haverland es sinónimo de garantía y fiabilidad, y además, cuenta con una gran variedad de modelos donde prima la relación calidad-precio.

Un emisor térmico es un sistema de calefacción eléctrico que funciona siguiendo el principio de inercia térmica. Son complementarios con otros sistemas calefactores y perfectos para ser desplazados. Se pueden mover fácilmente a la habitación que requiera un aporte extra de calor durante más tiempo.

En cuanto a sus principales ventajas cabe destacar las siguientes:

  • Seguridad. Son sistemas de calefacción muy seguros porque no queman al contacto.
  • Ambiente agradable. No generan olores desagradables ni resecan el ambiente.
  • Temperatura regulada. Dan la opción de regular la temperatura de forma independiente en cada estancia.
  • Respetuosos con el medioambiente. Su sistema permite respetar el medio ambiente.
  • Calor duradero. Permiten conservar el calor durante mucho más tiempo.
  • Ahorro energético. Tienen un menor gasto que otros sistemas eléctricos de calefacción.

Consejos para elegir el mejor emisor térmico

A la hora de comprar un radiador eléctrico hay que tener en cuenta el presupuesto, el espacio y las necesidades personales. Hay que valorar ciertas características para elegir la opción más adecuada.

  • La potencia. Este aspecto es fundamental si necesitas elegir un modelo u otro. Las dimensiones de un espacio nos indicarán qué tipo de potencia se necesita. No cabe la menor duda, que la amplitud de una estancia es determinante para conocer la energía que se necesita para calentarla.
  • Eficiencia energética. El ahorro es prioritario en la economía de cualquier familia. La llegada del invierno nos pone a temblar porque la factura de luz y gas se dispara de forma considerable. Por ese motivo, hay que comprar un emisor térmico cerámico eficiente. Este tipo de material retiene el calor por mucho más tiempo.
  • Instalación y seguridad. Los emisores térmicos cerámicos se instalan fácilmente y solo precisan de una red eléctrica para comenzar a funcionar.

La marca Haverland nos ofrece diferentes propuestas y alternativas en función de nuestras necesidades. A partir de 79 euros en adelante podemos conseguir modelos de pared con una calefacción de calidad. La programación es sencilla y se pueden elegir varios programas y diferentes órdenes. Por lo tanto, la flexibilidad es mucho mayor. Este tipo de dispositivos está equipado con un sistema de sobrecalentamiento y seguridad, que es ideal para los niños.

En resumen, elegir el emisor térmico es una tarea que depende de ciertos factores para conseguir los resultados más óptimos en función del presupuesto y expectativas de cada uno.