Suelo radiante ¿Qué es? Ventajas e inconvenientes

Un suelo radiante es un sistema de calefacción, instalado bajo el suelo de la vivienda, que hace que toda la superficie del suelo emita calor de manera homogénea.

El calor lo emite una red de tuberías instaladas bajo el suelo por donde circula el agua caliente con una temperatura entre 30º y 45º (también se puede usar como suelo refrigerador, haciendo circular agua fría en vez de agua caliente).

Calefaccion suelo radiante

Aunque en nuestro país es un tipo de calefacción aún poco usado novedoso (tradicionalmente se han usado radiadores o bombas de calor como sistema de calefacción), en otras partes del mundo se usa hace décadas por su bajo consumo y alto rendimiento.

Ventajas del suelo radiante:

  • Alta sensación de confort:

Un suelo radiante calienta las masas de aire uniformemente de abajo a arriba, no como los radiadores que lo hacen sólo en algunos puntos de la casa. Esta uniformidad hace que  la sensación de confort dure más tiempo.

Además, el hecho de que el calor vaya de abajo a arriba hace que la temperatura sea ligeramente superior en los pies que en la cabeza, y la sensación térmica más agradable.

  • Bajo consumo:

El agua que circula dentro del circuito del suelo radiante necesita alcanzar una temperatura muy baja (entre 30º y 45º) respecto los sistema clásicos de calefacción (entre 80º y 85º), por lo que la calefacción por suelo radiante puede llegar a consumir un 20% menos que los sistemas de radiadores tradicionales.

(Más información en proveedor suelo radiante).

  • Elevado rendimiento:

Este bajo consumo se debe a que las tuberías por las que circula el agua son de un diámetro muy bajo (6- 10 mm), por lo que el caudal a mover es mínimo y la cantidad energía para calentarla también muy baja.

  • Diseño / aprovechan mejor el espacio:

El emisor de calor es el propio suelo, por lo que los radiadores ya no son necesarios en la paredes, se ganará espacio en las habitaciones y no habrá elementos que molesten como tuberías, radiadores o llaves de paso.

El único elemento necesario (a parte del suelo radiante) es un solo armario para los colectores de toda la casa, que será parecido a un cuadro de luces.

  • Refrigeración /opción enfriamiento:

Aunque el uso más habitual para este sistema es el de calefacción, el suelo radiante también se puede usar como refrigeración haciendo circular agua fría en vez de agua caliente.

Inconvenientes del suelo radiante:

  • Profesionales cualificados:

Toda instalación debe ser realizada por profesionales capacitados, pero en el caso del suelo radiante, al ser un sistema relativamente novedosos en nuestro país, quizá cueste un poco más encontrar profesionales cualificados.

  • No recomendable para uso NO continuado:

El suelo radiante es un tipo de calefacción con alta inercia en el que se calienta toda la superficie, por lo que es mucho más eficiente en instalaciones que están encendidas de manera continua.

  • Precio suelo radiante:

Aunque la diferencia de precio se amortice con el ahorro energético y en la factura, la verdad es que la instalación inicial es más cara que la de otro sistema de calefacción como radiadores.

Lo mejor es comparar precios y hacer números con las facturas para saber cuánto cuesta y cuánto ahorraremos.

TE PUEDE INTERESAR:

SI TE HA GUSTADO…

Una Casa Diferente en : Facebook | Twitter | Google+ | Pinterest | Instragram