Tipos de calefacción (ventajas e inconvenientes)

Conocer los tipos de calefacción que existen, y sus combustibles y emisores, nos ayudarán a tomar la decisión de qué tipo de calefacción se adapta mejor a nuestras necesidades.

No existe el tipo de calefacción perfecta, al menos perfecta para todas las casas, y al elegirla debemos tener en cuenta distintos factores como uso que tendrá, instalación necesaria, precio de la energía, mantenimiento, espacio disponible en casa…

También se debe tener en cuenta a la hora de cambiar de instalación, si necesitamos que nos proporcione, además de calefacción, agua caliente sanitaria (ACS).

Radiador calefacción

Tipos de calefacción según energía que usan:

  • Energía fósil (gas natural, GLP, gasoleo…).
  • Energía eléctrica.
  • Biomasa (pellets de madera, huesos de aceituna…).
  • Energía geotérmica.

Tipos de calefacción según el aparato que emite calor:

  • Radiadores eléctricos (conectados a red eléctrica).
  • Radiadores de agua (agua calentada con caldera).
  • Suelos radiantes.
  • Bomba de aire frío/caliente.
  • Calefacción eléctrica por acumuladores.
  • Emisores termoeléctricos.
  • Calefacción eléctrica por convección.

En este artículo nos centraremos en el análisis del tipo de calefacción atendiendo al tipo de energía que usan.

¿Calefacción eléctrica o calefacción por gas?

La electricidad es uno de los suministros básicos que se encuentra en todos los hogares. La electricidad es fácil de instalar, cómoda de usar, limpia y accesible en cualquier ubicación, pero tiene un precio mucho más elevado que otras energías como el gas, y eso se nota en la factura.

El gas es una energía mucho más económica, segura y limpia. El inconveniente es que puede no existir suministro en algunas zonas y se debe comprobar si existe o no red de distribución que haga llegar el gas a la vivienda (puedes consultar en alta de gas natural si está disponible en tu zona).

Un punto a tener en cuenta es que la caldera de gas, además de calefacción, también sirve para calentar agua para el uso doméstico (agua caliente sanitaria ACS).

Comparativa ahorro calefacción de gas natural respecto otras energías (ahorro energético necesario para calefactar una vivienda de 80 metros cuadrados):

Ahorro-energético-gas-natural-butano-electricidad-gasoil

Calefacción por biomasa:

Las calderas de biomasa utilizan combustibles naturales como los pellets de madera, huesos de aceituna, residuos forestales, cáscaras de frutos secos… para generar calefacción.

Las calderas de biomasa queman el combustible y calientan el agua con el calor producido, para usar en calefacción o agua caliente sanitaria ACS.

Ventajas:

  • Bajo precio del combustible.

Inconvenientes:

  • Menor poder calorífico que las calderas que usan combustible fósil.
  • Necesidad de espacio de almacenamiento extra para almacenar el combustible (pellets…).

Calefacción geotérmica:

La energía geotérmica es una energía renovable que aprovechar el calor de la tierra.

Ventajas:

  • Precio: El uso de energías renovables reduce significativamente el consumo en las facturas.
  • Alta eficiencia: La energía geotérmica, acompañada de una instalación de bombas de calor alcanza alta eficiencia energética.
  • Sirven para calentar agua caliente sanitaria ACS.

Inconvenientes:

  • Gran inversión inicial que se tarda años en amortizar.
  • Instalación mucho más cara comparando con el resto de energías utilizadas en calefacción.

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN:

– Cómo renovar juntas del baño con silicona.

– Las 10 claves de la decoración nórdica.

SI TE HA GUSTADO…

Una Casa Diferente en : Facebook | Twitter | Google+ | Pinterest | Instragram